Archivos Mensuales: septiembre 2008

La comodidad está en el camino…

 

No soy de las que ve mucha tv sin embargo es imprescindible para que me quede dormida al instante. En estos días y en eso de la cambiadera de los canales me topé con una cuña que realmente me encantó. Quizás los que viven en Venezuela ya la han visto, pero dura un minuto y estas hermosas palabras siempre valen la pena volverlas a leer/escuchar/aprender. Bravo por el redactor creativo y el equipo¡¡¡¡¡

“Me gustaría, que cuando estén en ese momento en sus vidas, en que sienten que tienen todo lo que han soñado, se pregunten:

¿Pudiese tener un trabajo mejor?
¿Y si monto un negocio propio y comienza a crecer?
¿Y si hago un esfuerzo?

Pídanle a la persona que aman que se case con Uds.
Y si ya lo hicieron, vuélvanselo a pedir

Escriban una película
Escriban un libro
Aprendan un idioma nuevo

Coman hindú
Coman hormigas
Coman con las manos
Sientan vergüenza

Aprendan a pedir perdón
Enseñen con el ejemplo
Váyanse al Roraima y quédense sin aire

Discutan cuando tengan razón
No se vayan a dormir sin tener algo en que soñar
Está prohibido que un día se parezca a otro

Y nunca pero nunca piensen que la comodidad se encuentra en un lugar
La comodidad se encuentra en el camino”

vomitar hasta la madre

Ayer ike comenzó nuevamente el acechante “mercurio retrógrado” y sin importarme mucho aquella cosa astrológica, y tras las palabras de una compañera de trabajo “Hoy es día de confesiones”, me decidí a hablar con mi jefa. 

El comerntario del ‘día de confesiones’ fue gracias a Lindsay Lohan y Clay Aiken…ambos declarados gay…cómo si no lo supieramos. Pero lo cierto es que de algo tan vanal como eso tomé las fuerzas que necesitaba para plantarmele al frente a alguien que ha sido más que maravillosa conmigo y tener que adelantarle parte de mis planes. Mi próxima renuncia. Y aunque la cosa no es todavía…fue preciso, consideré conveniente, mmm no se de dónde ni porqué pensé que ese era el mejor momento para conversar con ella. 

Acto seguido me enfermé. Bueno la verdad es que llevo días sintiéndome mal, fisica y emocionalmente. Pero ayer llegué a casa con la sensacion de que me iba a morir esa misma noche. Hasta pensé si quería que me buscara mi amigo David o mi amigo John, o mi abuelo, que nunca conocí. Pues por aquello de que si te recibe gente conocida será como más fácil. El melodrama se me quito cuando vomité hasta la madre, primero el lavamano, luego la poceta…un desastre. Una, dos…a la quinta vez ya no tenía ni estómago ni garganta. Es increíble como el agua de la llave te puede parecer lo más dulce q has probado después de tanta amargura. 

Vomitar es una de las peores cosas que nos pueden pasar a los seres humanos. Hay que ver a mi pobre perro cuando vomita. De hecho ayer era el único que me acompañaba moviendo su colita como apenado. Sabía que algo malo me estaba pasando…Hoy ha estado todo el día conmigo. No fui a trabajar.

Perro bobo, a veces eres tan fastidioso, pero otras eres un sueño.

Creo que volveré a la cama.

PAL-21

Siempre he odiado las despedidas. Así como los velorios, los hospitales, las graduaciones, los últimos días de clase, cualquier cosa que implique un final…Bien podría ser una profunda aversión a romper con una rutina establecida o el culto a aquella frase “soy un animal de costumbre”.

Lo cierto es que ayer me tocó despedirme de mi carro. Y no es porque haya sido El CARRO, aunque, sí, lo fue. La obsesión de tenerlo, el esfuerzo de haberlo comprado, el buscar plata por aqui y por allá, el crédito, las idas a la playa, las veces que conduje borracha luego de una rumba, el choque, las idas a la Colonia Tovar, la agonía de estar sin carro por alguna reparación, el PODER de llegar a todos lados sin esperar una cola (un aventón)…el primero.

El que mi hermano menor haya podido hacerlo antes que yo…el comprarmelo yo porque eso de cumplir la mayoría de edad y encontrar las llaves en la torta de los 18 jamás iba a ocurrirme…tantoooo significaba mi carro.  

Jamás hice el amor dentro del corsita. A lo sumo me di unos buenos besos. Nunca dormi dentro de él, le hablaba, lo besaba, a veces le decía lo maravilloso que era tenerlo, sobre todo cuando veia a alguien más creído que yo pasando penurias por no tener un carro. Aunque sea algo material y yo no sea muy apegada a las cosas, dejarlo ayer en manos de mi hermano y su esposa fue encarar el comienzo de mi partida.

Tenerlo por casi dos años y llegar a un increible kilometraje de 22 mil fue una hazaña que contaba con orgullo… 

Nuevamente y por segunda vez en mi vida decidí irme del país. Una puerta abierta en otro lugar y la posibilidad de un mejor trabajo, a estas alturas=un negocio propio. Al menos es lo que espero. Hace 13 o 14 años, ya no recuerdo, tomé la misma decisión. LA MISMA.

Ya tengo 10 años aquí, de regreso…Hoy sentada frente a mi computadora, en la casa de mi madre, veo el centro de la ciudad…con dolor contemplo una Caracas que no siento mia, me siento una extranjera más. A veces creo que nunca volví…a veces siento estar pisando un país que desconozco. Gracias a Dios esa misma ventana me deja ver el Avila.  

Anoche después de entregar las llaves me moría del miedo. Lloré y lloré mucho. Lo vivido es como una marca…un estigma…nadie quiere repetir una historia dolorosa.

Sobre todo porque ya no soy la misma niña que sin cumplir los 18 años se fue de aventura y regresó una mujer lesbiana y con el corazón roto.

Mala memoria

Tengo muy MUY  mala memoria y la verdad es que con tanta tecnología no me he ocupado en solucionarlo, o al menos ponerme a trabajar en fortalecerla.

Sin embargo, a veces, como hoy,  me sorprenden recuerdos tan vívidos y lejanos que arrancan lágrimas de mis ojos…

Justo ahora, gracias a una canción que sonó en la radio, recordé lo buena amante de la música que era, siendo tal sólo una niña.

Mi mamá tenía un radiecito pequeño-era el único de la casa-y allí, en una emisora AM que siempre sintonizaba (aún no existía la FM) ponían música de los Beatles.

El esfuerzo era enorme, clavaba mis pequeñas uñas en los ganchos de esa ruedita y hacía movimientos tan milimétricos que finalmente rendían sus frutos. Sin saber quienes eran esos chicos, ni lo lejos que quedaba Liverpool, puedo realmente recordar mi fascinación por el grupo, sobre todo por Strawberry Fields Forever…impronunciable en ese momento para mi…pero fue mi canción favorita del mundo durante un buen tiempo. 

Pasaba madrugadas enteras con el radio pegado en el oido…muy bajito para no hacer ruido, para no despertar a nadie, para que no me descubrieran.

Había olvidado esta…otra de mis favoritas. Entonces diré como César Miguel Rondón, al despedir su programa de radio.

“Hoy para variar Los Beatles…”

MW

Abraham…

Mi sobrino será un varón y se llamará Abraham…

Celebrando un no aniversario…

Hoy dormi todo el día…comí y dormi todo el día. Esta fecha como buena fanática de Mecano siempre me ha gustado. Entonces escribo sólo para que conste que es 7 de septiembre…una fecha linda para celebrar un aniversario. Pero como no estoy ni cerca…y la verdad jamás celebro nada, entonces puedo celebrar un No aniversario. Aquí sola frente a mi computadora…

Hoy veia una de mis películas románticas favoritas…bueno la verdad tengo solo 2 muy muy favoritas: Dulce noviembre, la que vi hoy como por vigésima vez y City of Angels…

Con Enya de fondo y luego de ver la bendita escena del puente cuando los protagonistas Nelson y Sara se depiden a petición de ella, para evitarle el sufrimiento a él de verla morir y que tuviera el mejor de los recuerdos…Me preguntaba por qué la gente que se ama no puede estar junta?????

Una historia como esa donde la muerte es el factor que los separa puede ser comprensible…pero de resto, qué pasa con la gente que vive condenada por ser pobre y enamorarse de un rico, por ser hombre y enamorarse de otro hombre, o sencillamente por ser ajeno y volver a enamorarse…estamos sentenciados a vivir separados?????

Cómo sería el mundo si todos pudiéramos vivir con la persona a quien realmente amamos????

Mejor???? Peor???? Igual?????

Quién sabe?

MW