Archivos Mensuales: febrero 2015

No pude…

Les había dicho de mi #luchazeroalcohol…pues no pude!! Ni un mes!! 

Cada día es un nuevo comienzo…



#one

“I would rather have had one breath of her hair, one kiss of her mouth, one touch of her hand than eternity without it. One.”

IMG_3707

Tip #zeroalcoholdiet

Chicle de mojito!!!
Mojito Gum!!!

IMG_3727

Mi experimento: Una lucha por el ZERO #alcohol

El 18 de enero de este año, es decir hace 18 días para ser exactos, decidí dejar de tomar: llevar una dieta cero alcohol.

Las razones, quizás más adelante se las cuente, pero definitivamente son de peso. Créanme no exagero!!! Nada de enfermedades, ni otros trastornos físicos. Pura voluntad y amor propio.

Y pues si uno no es “alcohólico” parecerá una tarea fácil, pero no, al menos no está resultando para mi.

La sociedad está llena de espacios que no sólo te invitan a tomar, sino que te hacen sentir totalmente fuera de contexto si no lo haces. En cualquier sitio medianamente “in” las estrellas de la carta son los cócteles, las cervezas de todas partes del mundo (uno de mis placeres), los martini de cada vez más sabores!

Es increíble ver que cada espacio de placer (restaurantes, bares, pubs, cafés, teatros) que nos rodea casi siempre está asociado con la ingesta de licor. Y qué decir de las reuniones con amigos, colegas, incluso clientes. En un almuerzo cualquiera siempre habrá alguien que se pida una cervecita!!!

Cómo le dices que no a un Happy Hour, al toma dos y pagas uno…aunque el menjurje sea de lo más malo que has probado…esto se ha convertido en un reto de minutos, de lucha constante. 18 días apenas y me faltan 347 ¡UN AÑO!

Y no es que no salga, ya he ido a bares a tomar cerveza sin alcohol, para al menos recordar el sabor de la cebada; ya me sirvieron un “mojito light” que me supo a limonada mala y el jugo más caro que me he tomado (us$ 13) en un sitio de esos, parte de la carta de “nuestros cocteles sin alcohol”.

Justo ahora, después de almuerzo, acabo de tomarme un Moka-en un café cercano a la oficina-y en la barra, además de los esperados croisants, empanadas, galletas, pasteles; la parte de atrás estaba llena de botellas familiares, cervezas raras y frías, muy frías…Luego del respectivo paneo, pensando en lo que me gustaba y lo que no, lo que tomaría en ese momento y lo que no…nuevamente me sentí tentada.

Tomar sin que ni Dios me vea, que sea un secreto, tomar y poder decir NO HE TOMADO UN TRAGO EN…burlarme de las ganas con otra mentira…que nadie me juzgue…tomar por el simple hecho de sentirte en onda, integrada, como para no aburrir al resto. Tomar y no quedarme sola.

Esa es la lucha!