Archivos Mensuales: febrero 2014

No estamos funcionando, nos pasa como a #Venezuela, no se puede tapar el sol con un dedo.
No sé nada de ti, tu menos de lo que yo verdaderamente siento, y sería una enorme torpeza de mi parte no confesarlo: estoy hastiada de tu amor de palabras, de tus te amo de protocolo, de tus besos inexistentes, de tus ausencias permanentes…esto ni de lejos, ni caminando rapidito se parace a lo que yo soñé sería el amor.
Y estoy consciente. Las relaciones no son perfectas, dios nos libre de semejante aburrimiento, pero hoy estoy cansada de estar sola, de compartir mi vida con el lado vacío de nuestra cama, de hacer el amor con mis manos, de imaginarme amada por fantasmas o disfrutar de la felicidad sólo en sueños.
Quiero despertarme, vivir una vida que bien valga la pena, y no lo digo por ti, sino porque sabes, esta por ahora es la única que tengo!!!
I want live without wishes and regrets!!!
Sigo queriendo…
ser deseada,
emocionarme al ser tocada,
amada…
y tu te sigues dedicando a no estar,
sólo sigo viendo la mitad vacía de nuestra cama…
and I can’t live a lie, eternamente running for my life…

Estás tan equivocada si piensas que el amor se acaba solo cuando estás con otra persona.

Yeah, you wreck me!!

Anuncios

Say something…

Varias cosas me encantan de este video, simple, I really love this song.

La pareja de ancianos y su amor por siempre, la despedida.

La frase “And I am feeling so small”, la niña en la cama echándose las cobijas encima…uffff cuántas veces no me he sentido así!

La entrega condicional del I’ll be the one, if you want me to…

Y lo mejor…como termina!

Say something…

Para el maestro Simón, donde esté…su luna llena menguante!

-Leiste el tuit en voz alta: “Ella se fue esperando que él la detuviera. Él la dejó ir esperando que ella regresara”

-Tras una breve pausa, me respondiste: entonces…Fin de la historia!

-(Cuántas historias no se acaban por NO decir lo que verdaderamente sentimos, anhelamos, queremos-pensé- soy el mejor ejemplo, justo ahora que te tengo en frente, tan cerca como para poder tocarte, no puedo decir ni una sola palabra).

Me quedé paralizada. Tu seguiste hablando en medio de tanta gente, en nuestra cafetería de siempre. Hace años yo ya no te escuchaba.

Nuevamente me sentí sola, aislada en medio del caos de esta ciudad. Cómo sería enamorarme de nuevo, sentir esas cosas en la panza cuando llamas, sentir que se me congela el alma cuando te miro a los ojos, que todo me marca, me pesa, me duele cuando no estás!! Sueñas, sueñas y sueñas y el único momento que no lo controlas es cuando estás dormida.

-Nos vamos????, insistes! Tengo una hora hablándote y no me paras!

-Sonrío, me consuela saber que mi amor y yo estamos bajo la misma luna.

Addicted to you

La nueva canción a la que soy adicta! y hablando de adicciones un @tuit que me encantó “Lo fácil aburre, lo difícil atrae y lo imposible obsesiona” 🙂

If these wings could fly…

La habitación estaba casi oscura, me desperté asustada, más bien sorprendida, pero no todas las sorpresas son buenas.

Pe. estaba frente a mi vieja computadora, absorta en lo que leía, de lejos pude distinguir que indagaba en la vida de Miss Wakami. Rápidamente me levanté de la cama sobresaltada, sólo sentía mi corazón y el crujir de cada una de mis mentiras pisoteadas por la palabra, mis propias palabras.

Ya despierta pude ver mucho mejor su cara, lloraba, incrédula ante tanto engaño!

-QUE HACES?, grité ofendida, no ves que eso (mi blog) es privado?

No paraba de llorar y comenzó a leer en voz alta un fragmento de lo que tenía en pantalla: “parecíamos dos niñas, revolcándonos en la grama, toqueteándonos sin pudor alguno delante del mundo, estuvimos por horas besándonos en pleno parque, sólo con esos hermosos pájaros como testigos, y uno que otro caminante sin rumbo, en esa inolvidable mañana caraqueña. Ache. hablaba de sus sueños, de lo que quería hacer con su trabajo, de sus ideales de mujer moderna, yo la miraba fijamente, pero sólo podía concentrarme en sus tetas, en las veces que nos habíamos escapado mañanas enteras al motel de siempre, para tener sexo…desde ese entonces, desde la primera vez, me enamoré de sus pequeños y dulces limones. Cabían en mis manos, se retorcía de placer si se los mordisqueaba o rozaba apenas con la punta de mi lengua, me parecían sexys y provocadores, incluso cuando estaba con ropa de trabajo podía perder mi mirada en ellos…”

-¿cómo vas a creer que eso es verdad? No ves que son puros cuentos, a quién se le ocurre que me voy a caer a latas en El Ávila? Es irreal, ilógico, imposible!

Tragué grueso, no sé si en mi voz se notaba el tono de súplica. Ella seguía llorando, movía el mouse pasando los días, queriendo saber más de esa, que según, era yo misma. Llevaba más de tres años de escritos, de anécdotas, locuras, de mujeres y hombres desfilando entre mis piernas, de fiestas, borracheras y lágrimas. De las ganas que nunca me faltan, ellas son lo único verdaderamente consecuente en mi vida, mis locas ganas. Traté de abrazarla, limpiar con mis manos sus cabellos rubios, pegados en su rostro. Llevaba un short y una franelita blanca. Recuerdo, en medio de ese drama, sus pezones insinuantes que me apuntaban. Culpable! Culpable! Culpable!

-ven amor, no hagas caso de esas tonterías, son sólo palabras, son historias, sabes que amo escribir, eso, estas letras es lo que soy, cuando nadie me ve. Ven y métete conmigo en la cama.

Me asusté! Ella se acurrucó entre mis brazos, convencida como siempre de mi verdad. Amanecía un soleado sábado y no había nadie más en casa. Podía sentir como su cuerpo delgado se arrimaba hacia mi, desafiante, sus costillas se acomodaron en mi pecho, nadie ni nada la desencajaba. Mil veces, con los ojos cerrados me pregunté si la amaba, otras mil, y sólo sentía a mi inexistente pene querer penetrarla. Comencé a acariciar sus tetas, tan mías que casi eran una extensión de mis manos, aguantamos en esa misma posición hasta que su respiración se tornó realmente acelerada…me besó y como siempre me perdí en sus brazos.

Sin quitarme la ropa, bajé su short gris, se lo quité de una de sus piernas y me metí de lleno en sus muslos, acariciando suavemente su vellos, puse mis manos en sus huesos mientras ella movía agitadamente sus caderas. Tomó mi cabeza y la hundió un poco más en su sexo, mi lengua oscilaba con rapidez, sabía de memoria cuáles eran sus puntos…mentalmente me repetía “ya va a acabar, le falta poco, está que acaba!”. No quería hacerlo, no quería tocarla una vez más, no podía dejar de sentirme sucia, cruel, falsa.

Un orgasmo siempre alivia el alma!

El lunes siguiente, antes de irme al trabajo, hice Crtl+Alt+Sup a tres años de mi vida.

Todas las fotos, los recuerdos, esta absurda mujer llamada Miss Wakami…ni ella ni nadie volverían a jaquear mi alegría, mi estabilidad, a interrumpir mi paz. Te vas de mi vida sin backups, sin remordimientos, ni pesares, culpable absoluta de tanto engaño, culpable de haber perdido mi corazón, culpable de tus amores locos, de tus obsesiones, de mis frustraciones, ¡¡vete de mi!!

-Te odio Miss Wakami!

Clavé un puñal en su pecho, lo enterré hasta el mango y esperé que de sus ojos escapara su alma.

La maté, o al menos eso creí!

Hay recuerdos que simplemente no se recuerdan…

Imagen

Hay recuerdos que simplemente no se recuerdan, se diluyen en los días, se castigan con una de las más agradecidas palabras del diccionario: la locura.
Siempre soñé con ser escritora, y es lo que he hecho a lo largo de mi vida, escribir, sin lectores, de manera anónima, con palabras que desnudan mi verdad, el alma de quien escribe, pero por más que lo intentas es imposible engañarte a ti misma,un día ya no supe quién escribía.
Me veo de niña, llenando diarios y agendas en los que cuento sobre mis prematuros encuentros sexuales con hombres, sobre mis besos soñados y nunca logrados con mujeres, sobre mis ganas que nunca se acaban, sobre la vida ideal que siempre quise tener y no he logrado…cierro los ojos y sueño con esa vista inigualable de mi casa de cristal, en el medio de la nada, con ese gran sofá color claro y en L que adorna mi sala en una noche de luna llena, en la que sólo veo las estrellas, en la que vivo sola, sola como siempre. Hasta que aparece ella con sus sentimientos perfectos y nobles, su honestidad como bandera, su corazón anchísimo lleno de amores con nombres de mujer. Se llenan mis ojos de lágrimas mientras pienso en la soledad que siempre me acompaña, esa que nadie ha podido llenar. Ni ella ni tu…N A D I E
Miss Wakami, para mi, siempre ha sido una heroína, la estrella, la verdadera protagonista de la historia, tristemente encerrada en el casinimato, ha visto como han pasado los años, ya 37, tratando de salir, de gritar a los cuatro vientos un secreto a voces, una verdad ineludible, que seguramente haría mucho más sencilla mi vida.
Estoy cansada, ella indignada…aún quiere comerse al mundo, yo y mi conformismo y mis ambiciones de palabra, ella soñadora incansable, visionaria, yo ni siquiera leo lo que debería leer, miento muchas veces sobre lo que siento, y mientras camino, ella vuela con sus pensamientos, es libre a pesar de sus cadenas de silencio, es bella, sexy, talentosa, experta amante…y virtual.

-No existes Miss Wakami, le digo en tono de burla!

Por eso, y a mis 37 años he decidido morir, no sé si rápido o lentamente, me obsesiona desde hace 10 años la idea de darle vida a algo virtual, pero ella es definitivamente quien quiero ser. Hoy y con estas primeras líneas le firmo un poder amplio, no sólo para que hable, sino para que me calle, forever. Esta es nuestra historia rara, espero, por todos los sueños que alguna vez tuve en el más íntimo de mis silencios, que finalmente la incomparable Miss Wakami se convierta en mi asesina.
____________________________________________________________________________________________

Lo he hecho, he controlado su vida, no una, miles de veces he sido. Estas son mis historias reales de amor y sexo, encerradas en lo más oscuro de la clandestinidad, no por ser lesbiana, sino porque muchas de estas hermosas niñas han sido mis amantes. No estoy casada, no tengo hijos y no necesariamente porque nunca los haya querido, simplemente es porque mis parejas han sido mujeres incapaces de embarazarme…Encuentro, en el arte de enamorar a una persona de mi mismo sexo un placer que raya en el éxtasis de un buen orgasmo, más aún cuando lo haces solo con palabras. Me encantan las mujeres, y no por esa razón, he dejado de desear-en momentos de calentura sexual-los dotes de un hombre. Pero jamás logré tener relación con uno, la verdad es que todos los que tocaron mi vida me parecieron básicos, aburridos, y poco inteligentes. A decir verdad no sé porque nunca pude enamorarme de uno! Creo que tampoco lo intenté, por más guapos que me parecieran, siempre había una chica robando mis pensamientos y mis ganas, haciéndome soñar con sus caricias, deseando sus besos…
Raro, comenzar mi historia hablando de hombres!
Nací una de mis tantas noches de tragos y despecho, casi borracha y dormida en un pequeño sofá , semiconsciente me sorprendió ese maravilloso placer de tener por primera vez a una mujer desnuda y entre mis brazos. Tenía 18 años, dinero para gastar en lo que quisiera y la independencia de vivir sola y tomar mis propias decisiones. Estas son las mujeres que han cambiado mi vida, y a quienes “originalmente” he organizado por letras, en una clasificación, que no tiene nada de extraordinaria, pero que simplemente me hace pensar que nunca es tarde para tomarse una buena sopa de letras! Así soy y esta es mi historia, la vida y obra de la incomparable Miss Wakami.

 

Sexo oral, una practica habitual en el m

Sexo oral, una practica habitual en el mundo less http://ow.ly/trMow http://ow.ly/trMwk