Archivos Mensuales: marzo 2008

Te vi por un Instante

Fue como si todo el aire del mundo entrara por mi nariz, de un sopetón, rasguñándose hasta el alma

y el agudo dolor de la rabia se mudara a la boca de mi estómago

maldito, maldito

y entonces todos mis edificios convertidos en bosques

todas las vallas convertidas en hermosas cascadas

todo ese inmenso y brillante azul me lloviera encima

Me arropó toda junta la tristeza del mundo

y vi mi cara de niña y mi falda del cole reflejada en ningún espejo

el resto del camino se volvió agua

Anuncios