Archivo de la categoría: Gay

Miss Wakami brinda…

Porque muchas veces no estamos donde debemos estar…

por las otras en las que sentimos por quien no debemos sentir…

por los “agujeros del tiempo” y las “cabezas duras”…

por la frase del día: puedes amar a dos personas a la vez, pero no puedes tener dos VIDAS.

Salud¡¡¡

Anuncios

No al Hi.5

-Puedo pensar que esto de escribir parte de la vida de uno en un “diario” que lee cuanta gente quiere es todo un proceso que- como la vida misma- implica una evolución o una involución en ciertos casos.

-Entonces atrás quedan los “post” que intentaron alcanzar popularidad en la blogósfera; ser controversiales o repetir como ‘machines’ los textos publicados una y otra y otra vez en distintos sitios web sin reparar en su origen; o aquellos que invitan a los lectores a contestar un “cuestionarito” por aquello del feed back y tal…

-mmmm, no, todos igual se siguen leyendo.

-¿¿Dime cuántos te leen y te diré quién eres?? Acaso eso tiene que ver con madurez, es decir, los blogs también maduran???

-La verdad no lo sé. Creo que tiene que ver más bien con motivos, con ese por qué escribimos o por qué dejamos de hacerlo publicamente en ciertos y determinados momentos.

En estos días leía una entrevista en la que Jorge Drexler contestaba muy inteligentemente (para El Universal):

“No me gusta el ser humano cuando es muchedumbre”

-¿Qué pierde el ser humano al estar en masa?
La pregunta es muy buena. Pierde capacidad de reflexión, la sofisticación emocional. Se emociona sólo por cosas muy primarias, muy básicas. Por eso no me interesa ser artista de masas. No me interesa tocar cuatro teclas del común denominador de sentimientos. Me interesan todos los sentimientos. Me gustan la canción, la vida y la visión de la persona como una paleta amplia y no reducida, como pasa con la cultura de masas. Si quieres ser masivo, tienes que simplificar mucho. Me interesa que la gente escuche lo que hago. Me gusta ver que el número crece, pero no juzgo lo que hago por sus características cuantitativas sino por las cualitativas. Prefiero que a un concierto vayan cincuenta personas por las razones adecuadas que cinco mil por las equivocadas.

Hoy me pregunto si esta constante masificación que sin duda tiene que ver con la globalización no nos aleja de lo que somos, y nos distancia diametralmente de lo que queremos ser, simplemente por seguir a las masas??????

¿Nos cansaremos de la masificación?

Creo que mis razones HOY siguen siendo las mismas cuando empecé este espacio hace ya unos cuantos días y sus noches…y quien crea lo contrario que me lance la primera piedra. Por lo pronto yo le dije No al Hi.5…