Archivo de la categoría: Bogotá

Llueve y hace frío!

Inesperadamente apareciste de nuevo aunque nunca te hayas ido.
Cuánto tiempo más vamos a aguantar esto?
Alegraste una noche que ya se había dormido del aburrimiento!
Aunque hoy recibí un hermoso regalo mi corazón no estaba alegre hasta que en un instante se encontró con el tuyo!
Lo chistoso es que sólo hasta hoy 11 de julio leí lo que siempre fue evidente y nunca quise ver.
Por más que hiciera o deshiciera, por más maravillosa, por más…el destino es el destino.

Estas largas noches de soledad van a terminar por matarme…
O por hacerme más fuerte….
Lo malo es que la cuerda siempre se rompe por lo más delgado.

Anuncios

Nacida un 4 de julio

A las 5 am me despertó mi corazón corriendo a mil. No supe que hacer, son casi las 7 y el miedo no me deja mover de tu cama. Ya no hay cabida para los pronombres conjuntos. Sigue acelerado, herido, lastimado….
Te acuerdas de P. querida Miss Wakami? Recuerdas sus lágrimas, su insomnio, sus ruegos, su vida acabándose a pedacitos delante de tus ojos y tu simplemente perdiendo la capacidad de amar a través de sus ojos o de llorar con su dolor?
Así de dura, fría, es la realidad cuando todo cambia!
Unos pueden dormir plácidamente sin siquiera sospechar en el abismo que esta el otro, y la vida sigue, el mundo continúa su vuelta.
Nobody cheat THE cheater….me dijiste hace poco!
Yo ya no quiero ser el cheater, quiero soñar por un momento que luego de esto seré feliz y evolucionaré…aunque tu nunca más estés y hoy me sepa a mierda el mundo!

Ya cuantos huecos más puede aguantar mi corredor?

Sólo pienso…

Algunos van a pasos lentos, como yo, otros van a pasos más rápidos, como la luz. Pero el tiempo no puede ser excusa, sea mucho o poco, para no lograr tus objetivos. Esta es la lección.
Espero poder decirles que aprendida.

Pequeñas victorias

Mmm…hoy descubrí, mejor dicho concluí que tengo una intuición que funciona del carajo!
Y aunque mi vida laboral sea hoy una mierda, tengo motivos para salir y seguir adelante
Fui al gimnasio
Me desmaquillé
Y me cepillé los dientes antes de acostarme a dormir
Check!
Check!
Check!

3:33 pm

Hoy nuevamente llueve en Bogotá. Hace tres días tengo ganas de volver y aquí estoy. Y aunque en apariencia soy distinta, unos años más vieja, sigo siendo la misma. Me siguen llenando un montón de preguntas sin respuestas…reflexiones…a veces vivo la vida como quien oye llover y otras me doy golpes de pecho y acelero en intensidad.

Al final te das cuenta que el tiempo para nada alcanza…

Será que todos crecemos de esta manera? Será que tarde nos damos cuenta cuan sabia es nuestra madre? Será que tarde comprendemos que hay tantas pendejadas que nos distraen de lo que realmente es vivir la vida? Serán los años los únicos encargados de responder algunas preguntas?

Sin el verde que me rodea y que es remanso de mi alma, hoy escribo desde una caja de cristal que más bien parece pecera. Trabajo, pero gracias a Dios existen las letras que siempre son una buena excusa para escaparse.

Y no regresas…

Aún es 11 de octubre de este lado del mundo, una fecha precisa para escribir mi post de regreso. Hay tantas cosas por contar, tantas, tantas…que pasaría un mes escribiendo-sin detenerme-sólo mencionando algunas de las cosas que he vivido estos últimos dos años de mi vida.

Los cambios me han cambiado…Pe. dice que ya no soy la misma persona. Y a veces quisiera serlo. Pero no…ciertamente soy otra. Creo además, y ojo, aún no sé lo que debería aprender de todo esto, que estoy viviendo lo más difícil que me ha tocado en mis treinta y tantos años de vida.

Hoy, las cosas que tenían o tienen mayor valor para mi están vueltas mierda…pero me la tomo con calma. Una calma que a veces me asusta. Hace unos minutos alguien prácticamente desconocido…una colega de trabajo…me felicitó para decirme que mis decisiones han sido ejemplo para muchos en Caracas. Hoy desde Bogotá puedo asegurarles que lo único que se hacer bien, sin temor a equivocarme, es caminar, claro considerando las caídas como parte del proceso.

Este año creo que he tocado los peores extremos que puede tocar un ser humano. He perdido la cordura. He disfrutado locamente de la vida…He odiado y amado, peleado y perdonado, hablado, gritado, drogado, tirado…

Hay días…Estoy en ese punto de que nada, absolutamente nada me importa. Al menos no en lo que a mi concierne. Esto tiene sus riesgos pero asimismo sus ventajas. El miedo de mi vida está casi desaparecido y eso te lleva a una rara paz…una serenidad poco creíble que juguetea justamente con la locura.

Quizás nadie entienda nada de este post, sólo escribo sin mucho analizar..me, aunque debería.

Curiosamente mi mayor reflexión hasta ahora viene o surge de la idea de que la vida es un ciclo. Y que las cosas buenas pasan en determinados momentos, en ciclo, repitiéndose, aunque quizás no se puedan comparar. Pero así sucede. Por ejemplo, en julio del 2009, mi empresa casi se vino a quiebre por el abandono de mis socios. En julio de 2010, pasó casi lo mismo pero por la falta de pago de uno de nuestros proveedores. CICLOS. Octubre del año pasado fue un buen mes…este vino con el regalo del 10/10/10…deseos…cambios de conciencia…Dos años que han puesto a prueba mi fe en todo. Incluso en mí misma. Rezaré porque este diciembre no sea tan terrible como el del 2009. Mi solución: caminar e ir a mi lugar favorito en el mundo para cambiarle la cadencia a mi “ciclo”.

Aclaro vida, para nada quiero andar más rapido, pero si quiero volver a disfrutar el ser yo misma. Eso creo que es lo que más lamento. Ser otra persona? No…

A veces no me gusta a quien veo frente al espejo. Intentaré encontrar de nuevo a Miss Wakami…