Archivos diarios: abril 11, 2007

Cuando uno tiene sed, pero el agua no está cerca…

Me bajé del taxi pensando en que definitivamente no nací para relacionarme con hombres. Es decir me parece extraño y no sé cómo comportarme, creo incluso que me dan cierto miedo…todo esto fue porque un compañero del trabajo, un x en la vida, hoy se despidió de mi con un inusual beso en la mejilla. Pude percibir su esencia, su olor a hombre, que no es un perfume…es ese olor tan característico, así huelen cuando hacen el amor, cuando besan o cuando sudan, un olor tan distinto al de las hembras.

De pronto lo que sentí fue un fuerte olor a panadería, mejor dicho a pan recién horneado y claro, una señora gorda gorda vestida de azul llevaba en una bolsa como cuatro canillas y una botella de pepsicola de 2 litros, venía conmigo en el ascensor, pero ella se quedó en el 16 y yo seguí la subida…mi casa sola, SOLA…

Pensé además en los tipos con los que he tenido la oportunidad de, a ver no sólo acostarme, sino relacionarme. Recuerdo unos cuantos…pero el último me ponía nerviosa como una niña de 12 años. Adoraba cuando iba por mi a la universidad, y lo caballero que era, me abría la puerta del carro, me tomaba de la mano…pero cualquier acercamiento físico más allá de esas tomadas de manos me hacían salir corriendo del miedo. Me gustaba…no lo puedo negar, de hecho me ilusioné mucho con él…

Días santos, descanso para el alma, reencuentro con la lectura y con la verdad que es del tamaño del Empire State, aunque a veces camine de rodillas como las mentiras y se esconda como los malandros.

Debo confesar, además, que no ha sido nada fácil esto de renunciar a la libertad de escupir las palabras como me viniera en gana…y esta especie de hacerme la loca con las cosas importantes que pasan en mi vida me está matando. Hoy por cierto leí una hermosa frase de Bosé, que ahora sacará su primera novela, y lo cito: “Sólo hago dos cosas con absoluta certeza: respirar y escribir. Hay días que no como, hay días que no canto, hay días que no amo, que no voy al baño; pero respirar y escribir lo hago todos los días”.

les dejo este videito y la letra de una canción hermosa, creo que ya es demasiada melancolía para una sola noche.

Ofelia… “experta en pintar puertas y ventanas de escape”





Anuncios